Tipos de cuotas en las apuestas deportivas

A la hora de realizar una apuesta tan sólo tenemos que elegir el bono de bienvenida deseado, registrarnos y realizar un depósito de dinero para poder empezar. A partir de aquí, hay que elegir el pronóstico deportivo deseado y esperar a que acertemos la apuesta.

Pero si nos adentramos un poco más profundamente en la dinámica a la hora de realizar una apuesta, encontramos el término “cuota”. La cuota es la cantidad de dinero que ofrece la casa de apuestas deportivas por cada euro que decidamos apostar.

Tres tipos de cuotas: decimal, fraccionada y americana

Hay, de manera general, tres maneras de presentar las cuotas. Estas dependen de la zona o región del mundo en el que nos encontremos y de ahí vienen sus nombres. La cuota más común para nosotros es la cuota decimal:

Son las más utilizadas en el conjunto de Europa, excepto en el Reino Unido. Se caracterizan por incluir de 2 a 3 decimales, dependiendo la casa de apuestas, y nos indican las ganancias brutas que podemos conseguir al apostar en un evento deportivo en concreto. Además, la cuota decimal debe ser igual o superior a 1,00. En este caso obtendríamos la misma cantidad que la apostada, sin conseguir beneficios.

Por ejemplo, imaginemos que apostamos a que el Real Madrid gana al FC Barcelona en la Liga BBVA de fútbol. La cuota decimal que ofrece la casa de apuestas es 2,35. Esto quiere decir que conseguiremos 2,35 euros por cada euro que apostemos.

Si decidimos realizar nuestra apuesta deportiva con 50 euros, en caso de acertar conseguiremos 117,5 euros. Esta cantidad viene de la cantidad apostada multiplicado por la cuota (50 x 2,35 = 117,5). Es importante recordar que la cantidad obtenida es en bruto, sin descontar la cantidad que apostamos. Por tanto, obtendríamos unos beneficios netos de 67,5 (117,5-50).

 

La cuota fraccionada es muy común en el Reino Unido y, como muchas casas de apuestas deportivas que operan en España son de ese país, también aquí podemos encontrar ese tipo de cuota. Un ejemplo sería William Hill, que permite seleccionar los tres tipos de cuotas.

Por ejemplo, si apostamos a un evento en el que la casa de apuestas deportivas ofrece una cuota 1/4, significa que por cada 4 euros apostados podemos ganar uno. En consecuencia, con una cuota 5/1 conseguiríamos 1 euro por cada 5 apostados, y así sucesivamente. Una cuota 7/2 significa que estamos arriesgando 2 euros para poder ganar 7.

Si queremos realizar la conversión de una cuota fraccionada a una decimal, más sencilla de entender, tendremos que realizar la división de la cuota fraccionada y sumarle uno al resultado.
Por ejemplo, en el caso de tener una cuota 1/4 = 0,25 + 1 = 1,25.

Por último están las apuestas con cuota americana. Esta versión es común básicamente en el Norte y Centro de América. Su funcionamiento es algo más complejo que las cuotas fraccionarias y decimales:
En este caso, se hace diferencia entre cuotas superiores e inferiores al par. Todas las cuotas que son inferiores a cuota 2 (en modo decimal), se les pone un signo negativo delante. Por el contrario, aquellas cuotas superiores a cuota 2 decimal (incluida ésta) se le pone un signo positivo delante.

Cuando vemos una cuota americana con signo positivo, está expresando la ganancia neta en términos de unidades monetarias que conseguiríamos apostando 100 unidades monetarias. Por ejemplo para una cuota +150, ganaríamos 150 euros netos apostando 100.

En el caso de que la cuota sea inferior al par o 2, aparecerán con un signo negativo. Esto significa el riesgo que debemos tomar para ganar 100 euros. Por ejemplo, para una cuota -350, ganaríamos 100 euros por cada 350 euros apostados.

Deja un comentario