Spread Betting

El Spread Betting es otra de las estrategias para realizar apuestas deportivas, como las apuestas al under / over o las apuestas con hándicap, de las que ya hemos hablado anteriormete. Esta técnica, que como de costumbre proveniente del mundo financiero, es muy popular en Inglaterra y ofrece posibilidades muy altas de obtener beneficios especulando con el número total de acciones que tendrán lugar a lo largo de un evento deportivo.

El significado de la palabra, proveniente del inglés, es “propagación de apuestas”. Hace referencia a la posibilidad de apostar a un número total de acciones durante un evento deportivo. Exactamente, con el spread betting se puede apostar al número de acciones que tendrán lugar durante un evento deportivo. El usuario debe decidir si el número total de acciones será mayor o menor de un determinado margen fijado por la casa de apuestas deportivas. Por ejemplo 10-11 corners en un partido de fútbol, u 8-9 juegos disputados en un partido de tenis.

 

Utilizando el spread betting para aumentar beneficios

Por tanto, el spread betting tiene como objetivo realizar un pronóstico deportivo a una variedad de resultados y no a un resultado en concreto como viene siendo costumbre. Es decir, no se gana por acierto exacto, si no por aproximación. Para dejarlo más claro, sería como realizar apuestas a hándicap o under/over pero añadiendo el “spread” a favor o en contra.

En el fútbol, las apuestas en modalidad spread betting pueden ser sobre el número de corners lanzados por un equipo o en total, al número de goles y hasta al número de tarjetas recibidas. En tenis es fácil encontrar el spread para apostar al número de saques directos que realiza un jugador o al número de juegos ganados a lo largo de un set o partido. También en baloncesto podemos jugar con el spread betting, realizando apuestas deportivas al número de puntos anotados en un cuarto y otras muchas variaciones.

Compra y venta de apuestas

Dependiendo del pronóstico al que decidamos apostar, diremos que compramos o vendemos una apuesta. Se comprará la apuesta cuando creemos que el total de acciones será mayor que el margen, el cual viene fijado por la casa de apuestas deportivas. Para calcular las ganancias se utiliza entonces el número más alto del margen:

– Apuesta ganadora (total mayor): Ganancias = Apuesta x (Total de acciones – Número más alto del margen)

– Apuesta perdedora (total menor): Pérdida = Apuesta x (Número más alto del margen – Total de acciones)

Por el contrario, venderemos la apuesta cuando creamos que el total de acciones realizadas será menor que el margen propuesto por la casa de apuestas deportivas. Para calcular las ganancias se utiliza el número más bajo del margen:

– Apuesta ganadora (total menor): Ganancias = Apuesta x (Número más bajo del margen – Total de acciones)

– Apuesta perdedora (total mayor): Pérdidas = Apuesta x (Total de acciones – Número más bajo del margen)

Ejemplo:

El margen ofrecido por la página de apuestas para una apuesta de fútbol a córners es de [10-11]. Nosotros pensamos que el número de córners será mayor de 11 con lo que optamos por apostar 100 euros. En ese caso seríamos los compradores de la apuesta.

A) El número de corners al final del partido es de 17:
Entonces los beneficios = Apuesta x (Nº de córners – Nº más alto del margen) = 100 x (17 – 11) = 600 €
B) El número de corners al final del partido es de 8:
Entonces obtendremos unas pérdidas = Apuesta x (Nº más alto del margen – Nº de córners) = 100 x (11 -8) = 300 €

Hay que tener en cuenta que la técnica de spread betting, aunque puede dar grandes beneficios a un jugador, es un tipo de apuesta que requiere amplios conocimientos del deporte en el que se realice el pronóstico deportivo. Del mismo modo, es necesario entender la técnica en cuestión para no sufrir grandes pérdidas en caso de cometer algún error.

Deja un comentario