Las apuestas cruzadas, apuestas contra otros jugadores

Tras el Consejo de Políticas del Juego realizado hace unos días, parece que el futuro de las apuestas cruzadas se ve de una manera más ilusionante. Desde la aprobación de la nueva Ley del Juego en 2012, esta modalidad de apuestas deportivas no ha podido desarrollarse por no estar tipificadas dentro de dicha ley. Este tipo de apuestas online suponen una manera más directa y justa para interactuar entre usuarios y casas de apuestas.

Sin embargo el hecho de que el propio consejo, en representación de las Comunidades Autónomas, haya pedido un “proceso pausado” para estudiar las posibilidades que se abren con la aprobación de este tipo de apuestas deportivas hace suponer que no serán aprobadas hasta, posiblemente, el último trimestre de este año 2014. Por otro lado, la presentación de un borrador con los distintos artículos para la aprobación de las apuestas cruzadas es una garantía de que, tarde o temprano, su aprobación será un hecho.

Esta situación hace que casas de apuestas deportivas como Betfair, la más exitosa ofreciendo apuestas cruzadas a nivel mundial, se preparen para abrir sus sistemas dentro los dominios “.es” alojados en servidores nacionales y bajo la tutela y ley de la Dirección General de Ordenación del Juego. La duda ahora está en si otras casas de apuestas líderes en el mercado tradicional, como Bet365 o William Hill, se adaptarán a esta nueva modalidad tan esperada.

 

¿Qué son las apuestas de intercambio o apuestas cruzadas?

En las casas p2p (People to People o Peer to Peer) el mecanismo consiste en apostar contra otros usuarios, y no directamente contra la casa de apuestas, la cual actúa de intermediaria. Es la web de apuestas la que se encarga de ofrecer las técnicas y herramientas para que este proceso pueda ocurrir, con lo que dicha casa de apuestas cobrará una comisión (normalmente del 5%) por cada operación finalizada. En definitiva, es el propio apostador el que compra o vende pronósticos deportivos a diferentes cuotas; por el otro lado, otro usuario acudirá a comprar las cuotas como si a una casa de apuestas deportivas corriente se dirigiera.

Este procedimiento permite buscar cuotas justas según la opinión de cada usuario, no conformándose con las ofrecidas de manera fija por las webs de apuestas corrientes. Por esta razón, las apuestas cruzadas son las preferidas por aquellos usuarios con experiencia que buscan aumentar la rentabilidad de sus apuestas al máximo.

La principal ventaja de esta modalidad de apuestas es que no existen las limitaciones. En la mayoría de casas de apuestas corrientes, el sistema impone limitaciones a algunos usuarios que considera ganadores debido a sus buenos resultados. Sin embargo, con las apuestas cruzadas estos límites desaparecen ya que las casas de apuestas siempre consiguen un beneficio, obtenido de la intermediación por cada transacción.

Otra gran ventaja existente con esta modalidad, es la posibilidad de apostar a la contra y realizar trading, del que ya hemos hablado en ganabet. Las apuestas cruzadas permiten al usuario actuar de casa de apuestas y ofrecer una cuota por un suceso esperando que algún otro jugador la iguale. Por supuesto se pueden realizar las apuestas comunes a las que estamos habituados, ya sean simples o combinadas.

Deja un comentario