Gestión del Bankroll en las apuestas deportivas

El bankroll es, sencillamente, el presupuesto o cantidad de dinero que tenemos depositada en la casa de apuestas deportivas en la que estemos registrados. Esta cantidad irá destinada a realizar apuestas deportivas que nos permita aumentar nuestros beneficios en el largo plazo.

Pese a la sencillez de este término, es uno de los más valiosos de controlar dentro del mundo de las apuestas online. Esto es porque una correcta administración de nuestro bankroll nos asegurará mantenernos con fondos en la web de apuestas y, por tanto, aumentar las opciones de que nuestros beneficios crezcan de manera continuada. Junto al bankroll aparece otro término del que ya hemos hablado en ganabet: el stake, que es la cantidad apostada en una apuesta.

El manejo y control de estos dos términos nos ampliará las posibilidades de éxito en las apuestas, ya que de nada sirve apostar todo nuestro presupuesto en una única apuesta, arriesgando todos nuestros fondos. En caso de perder, habremos acabado con nuestras opciones de conseguir beneficios y además de una manera que afecta directamente al bolsillo. Si ganamos, podemos afirmar que la estrategia no durará mucho ya que en el momento que perdamos un pronóstico deportivo lo habremos perdido todo.

Muy relacionado con el stake y el bankroll está el artículo que escribimos en ganabet somo los principales errores de los jugadores en las casas de apuestas, donde la serenidad, paciencia y disciplina son claves en el mundo del juego online.

 

Las diferentes técnicas de gestión del bankroll

Hay diversos criterios de gestión del bankroll que permiten al jugador decidir qué cantidades apostar. Algunos de ellos son mundialmente conocidos por la posibilidad de utilizarlos en otros juegos de azar que no son las apuestas deportivas. Algunas de las más conocidas estrategias son:

La Martingala, también conocida como Martingale. Es una de las estrategias más famosas que se puedan encontrar. Su uso es válido tanto para apuestas deportivas, como para juegos de azar y casino. Es un sistema de alto riesgo, ya que se caracteriza por tener que doblar la cantidad apostada cada vez que se pierda. En el caso de que se gane, se vuelve a la apuesta inical.

Por lo tanto, para poder doblar cada vez que se falle una apuesta, es necesario jugar a cuotas 2.00 o cercanas y doblar la cantidad apostada cada vez que fallemos. De esta forma recuperaremos todo lo perdido anteriormente cuando acertemos.

La técnica martingala puede ser utilizada en la NBA, ya que se supone que un equipo no puede obtener infinitas derrotas consecutivas, sin embargo, el riesgo implícito es muy alto. Consecuentemente, la posibilidad de agotar el bankroll es muy alta ya que as matemáticas nos muestran un sistema que tarde o temprano conduce a la quiebra total de nuestro bankroll.

Un ejemplo que deje más clara la técnica martingala seria el siguiente:

Imaginemos que apostemos 20 euros a un evento deportivo con cuota 2,00. Si perdemos, deberemos doblar la apuesta con 40 euros a otro evento a cuota 2,00 o superior. En caso de volver a perder, tendremos que apostar 80 euros a cuota 2,00 o superior sólo para recuperar lo apostado anteriormente. Así seguríamos sucesivamente hasta conseguir acertar, pero no reportaría ningún beneficio, tan sólo recuperar lo perdido. Además, hay que tener en cuenta que las apuestas deportivas a cuota 2,00 o superior suelen ser apuestas complicadas en la que no se cuenta como favorito a esa selección o pick. En el caso de utilizar apuestas combinadas, el riesgo crece proporcionalmente con el número de apuestas seleccionadas.

Por lo tanto, el sistema martingala no es tan atractivo como podría parecer al principio tras conocer su funcionamiento. En el próximo artículo sobre el bankroll, desde ganabet explicaremos otros tipos de técnicas de gestión del presupuesto como el sistema Paroli, Ormond o D’Alembert.

Deja un comentario