El yield en apuestas deportivas

La palabra “yield” viene del inglés y su significado es “rendimiento”. Es decir, el yield es el rendimiento obtenido en una apuesta, o la previsión de rendimiento a la hora de realizar una apuesta deportiva. También se puede entender como el porcentaje de beneficio que reporta un pronóstico deportivo en caso de ser acertado, teniendo en cuenta la cantidad ganada respecto a la cantidad apostada.

El yield es un término elemental en el mundo de las casas de apuestas deportivas. Tanto para aquellos que se inician en este mundo, como los que tienen experiencia y manejan diferentes tipos de apuestas online, el conocimiento del yield debe ser una obligación para controlar los distintos factores que permitan al usuario aumentar beneficios.

 

Calcular el yield

El yield se calcula con la fórmula = (Beneficios netos obtenidos / Cantidad apostada) x 100

Para que quede más claro, utilizaremos el siguiente ejemplo:
– Realizamos una apuesta de 50 euros a cuota 2,15 en un partido de fútbol por la victoria del equipo local. Finalmente ganamos la apuesta, con lo que conseguiríamos unos ingresos de:
50 euros x 2,15 = 107,5 euros.

– A lo que descontamos la cantidad apostada para conseguir los beneficios netos:
107,5-50 = 57,5 euros de beneficio neto.

– Aplicamos la fórmula para calcular el yield = (57,5 / 50) x 100 = 115 %
Por tanto, el yield de nuestra apuesta será del 115%.

A la hora de analizar la calidad de un tipster o pronosticador, se debe calcular el yield medio o porcentaje de beneficio en una serie grande de apuestas deportivas. Alrededor de 10.000 pronósticos deportivos se puede considerar como una cantidad suficiente para obtener un valor medio.

En cuanto a los principios teóricos, mantener un yield de entre un 5-10%, es decir, conseguir un porcentaje de beneficio del 5 al 10% de nuestras apuestas, está considerado como la media aceptable. Conseguir un yield superior de nuestro presupuesto es realmente complicado ya que extrapolándolo a 10.000 pronósticos afectará tanto a las buenas como malas rachas y ese 5% es considerado un resultado positivo.

Es importante, a la hora de seguir los consejos de un tipster o pronosticador, conocer bien el yield o porcentaje de beneficio que consigue. En muchas ocasiones los usuarios prestan atención únicamente a los números globales, lo que no tiene por qué significar mayor acierto. Veamos un ejemplo:

– Un usuario que tiene un presupuesto de 100 euros, tras realizar 10 apuestas de 10 euros en una casa de apuestas, ha conseguido 20 euros de beneficios netos. Esto supone un 20% de yield.
– Otro usuario, con un presupuesto de 1.000 euros, tras realizar 10 apuestas de 100 euros ha conseguido 100 euros de beneficios netos. Esto, aunque haya conseguido más cantidad de beneficios, supone un beneficio o yield del 10%, la mitad que el primer usuario.

Como hemos dicho, es necesario centrarse en el yield a la hora de poder analizar el comportamiento y margen de acierto dentro de las apuestas deportivas, ya sea de nosotros mismos o de cualquier pronosticador o tipster que podamos encontrar.

Deja un comentario