El stake, mide la confianza de tu apuesta deportiva

El stake es otro de esos términos provenientes del avanzado mundo de las apuestas deportivas del Reino Unido, como “tipster” o “yield”. Su significado es “en juego”, “jugarse” o directamente, “apuesta”. Es decir, el stake es la cantidad de dinero apostada en un evento deportivo. Es uno de los términos más importantes a la hora de realizar nuestras apuestas online ya que sirve como herramienta para mantener el control de nuestros movimientos de la manera más objetiva posible.

Por tanto, el stake, nos permitirá decidir la cantidad apostada en base a una escala del 1 al 10 que mide la confianza que tenemos en una apuesta en concreto. El stake 1 significará que, aunque creemos en el pronóstico deportivo de un evento, nuestra confianza no es muy alta y no apostaremos gran cantidad de nuestro presupuesto. Así, el stake 10 significará una confianza total en nuestra apuesta y asignaremos la cantidad más alta posible de nuestro presupuesto o bankroll, que nunca deberá superar el 10%.

El bankroll es el término en inglés de la palabra española “banca” o presupuesto dentro de una o varias casas de apuestas deportivas. Hay distintas teorías para la asignación del bankroll en función del stake, pero la más extendida es siempre la que selecciona entre un 5% y un 10% en un stake 10 con máxima confianza. Es importante no desviarse de esta línea para no dejarse llevar por corazonadas y arriesgar nuestros depósitos.

Cálculo del bankroll en función del stake en una apuesta deportiva

Dicho esto, la escala del 1 al 10 del stake se calculará de la siguiente manera:

– Stake 1/10 = 0.5% de nuestro bankroll
– Stake 2/10 = 1% de nuestro bankroll
– Stake 3/10 = 1.5% de nuestro bankroll
– Stake 4/10 = 2% de nuestro bankroll
– Stake 5/10 = 2.5% de nuestro bankroll
– Stake 6/10 = 3% de nuestro bankroll
– Stake 7/10 = 3.5% de nuestro bankroll
– Stake 8/10 = 4% de nuestro bankroll
– Stake 9/10 = 4.5% de nuestro bankroll
– Stake 10/10 = 5% de nuestro bankroll

Como hemos comentado anteriormente, la asignación de stakes o medir la probabilidad de éxito de una apuesta es algo muy subjetivo. Esta confianza dependerá de nuestra experiencia como usuarios de las casas de apuestas, con el tiempo sabremos diferenciar apuestas más o menos arriesgadas, con lo que afectará directamente a calibrar nuestro stake.

Ejemplos de apuestas deportivas según el stake

Algunos ejemplos en función del stake serían:

Stake 1-2: Apuestas difíciles de acertar, pero que están sobrevaloradas. Con cuotas que rondan el 4,00 o 5,00. Por ejemplo una apuesta con muchos posibles ganadores como en la Fórmula 1, Moto GP o apuestas a largo plazo como la ya realizada en ganabet, por el máximo goleador del Mundial de Brasil.

Stake 3-4: Son apuestas deportivas en las que tenemos confianza pero sobre los que no tenemos la información necesaria. Jornadas de fútbol con malas rachas de un equipo o partidos en dos días consecutivos de un equipo en la NBA.

Stake 5-6: Son los stakes más comunes en nuestras apuestas, aunque las cuotas no se elevan de manera interesante. Un partido de fútbol del Real Madrid en su campo contra un equipo de media tabla o el enfrentamiento de un tenista favorito en segunda ronda de un Grand Slam.

Stake 7-8: Son apuestas que suponen una gran oportunidad. Supongamos que tenemos información privilegiada sobre un jugador que jugará lesionado o si encontramos un fallo evidente en las cuotas asignadas por la casa de apuestas deportivas.

Stake 9-10: Partidos con una diferencia demasiado elevada entre un equipo y el rival. Como por ejemplo el Dream Team USA de baloncesto contra la selección de Japón en un Mundial. Estos stake son difíciles de encontrar con cuotas interesantes.

Deja un comentario