Apuestas Masters de Shanghai – El Masters 1000 preferido de los tenistas

El Masters de Shanghai tiene por nombre oficial “Shanghai Rolex Masters” y es el torneo más joven de los Masters 1000. Se disputa en la sede “Qizhong Forest Sports Arena”, que albergó el ATP World Tour Finals entre 2005 y 2008. El Masters de Shanghai reparte un premio de unos 3,85 millones de dólares y tiene un compromiso financiero aproximadamente de 6 millones de dólares, por lo que es uno de los Masters 1000 que más invierte en la organización del torneo. Esto se refleja en que haya sido escogido por los propios tenistas como el Masters 1000 del año en 2009, 2010, 2011 y 2012 consecutivamente.

La primera edición del Masters de Shanghai comenzó con las bajas de Roger Federer (acusado por la fatiga) y de Andy Murray (con una lesión de muñeca). De esta manera, los números uno y tres del mundo quedaban fuera del torneo, situando a Rafael Nadal y Novak Djokovic como los favoritos en las apuestas del Masters de Shanghai. Nadal resolvió la parte alta del cuadro y alcanzó la final, mientras que en la parte baja del cuadro se daría la primera sorpresa cuando Nikolay Davydenko eliminó a Novak Djokovic y alcanzó la final. De este modo, Rafael Nadal se situó como único favorito, pero Davydenko volvió a romper los pronósticos sobre el Masters de Shanghai proclamándose campeón de la primera edición.

Los pronósticos apuntan a Andy Murray

A pesar de que se han jugado muy pocas ediciones y de que no participó en la primera edición, Andy Murray ha tenido tiempo para hacer que los pronósticos sobre las apuestas del Masters de Shanghai le apunten como favorito. En la primera edición en la que participó en 2010, se proclamó campeón sin ceder ningún set. En 2011, durante todo el torneo sólo perdió un set ante el suizo Stanislas Wawrinka en los cuartos de final. Ese mismo año Murray terminó ganándole la final a David Ferrer por 7-5 y 6-4.

Además, en la edición de 2012 el escocés eliminó al suizo Roger Federer en las semifinales por 6-4 y 6-4 y jugó una apasionante final contra Novak Djokovic en un partido que se alargó durante más de tres horas. Andy Murray terminó perdiendo la final de 2012, pero ha hecho méritos suficientes para ganarse al público de Shanghai y así convertirse en el favorito de las apuestas.